Centre Sukha

Última actualización: 14 marzo, 2024 - 07:54 pm

El alcoholismo es un problema de salud pública que afecta a millones de personas en todo el mundo. Desde una perspectiva psicológica, es importante entender los factores que contribuyen al desarrollo de esta adicción y explorar las posibilidades de recuperación sin intervención externa.

alcohol

Origen del alcoholismo

El alcoholismo no tiene una causa única, sino que es el resultado de una combinación de factores genéticos, ambientales y psicológicos. La predisposición genética puede aumentar la vulnerabilidad de una persona al alcoholismo, mientras que los factores ambientales, como el entorno familiar y social, pueden influir en el inicio y la perpetuación del consumo de este. Además, factores psicológicos como el estrés, la depresión, la ansiedad y los traumas emocionales pueden ejercer un papel importante en el desarrollo del alcoholismo.

El consumo excesivo y crónico de alcohol puede tener graves consecuencias para la salud mental y física de una persona. Este afecta el funcionamiento del cerebro, alterando los neurotransmisores y afectando la toma de decisiones, el control de los impulsos y las emociones. Además, el alcoholismo puede estar asociado con trastornos psicológicos como la depresión, la ansiedad y los trastornos de la personalidad.

Mentalidad del adicto al alcohol

Las personas que luchan contra el alcoholismo suelen experimentar una variedad de emociones y pensamientos que influyen en su comportamiento. Muchas personas recurren al alcohol como una forma de lidiar con el estrés, la tristeza o el aburrimiento, buscando alivio temporal de sus problemas. Sin embargo, el consumo excesivo de este puede llevar a una espiral de dependencia y deterioro de la salud física y mental.

La mentalidad del adicto al alcohol puede estar marcada por la negación, la racionalización y la minimización de su problema. Las personas pueden tener dificultades para reconocer la gravedad de su adicción o para admitir que necesitan ayuda para superarla. Los patrones de pensamiento distorsionados y la falta de autocontrol pueden dificultar aún más el proceso de recuperación.

Posibilidad de dejar el alcohol sin ayuda

Si bien algunas personas pueden lograr dejar de beber por su cuenta, la mayoría de las personas con este tipo de adicción necesitan algún tipo de apoyo externo para conseguir y mantener la sobriedad a largo plazo. La recuperación del alcoholismo es un proceso complejo que requiere tiempo, esfuerzo y compromiso.

Existen diversas estrategias psicológicas y recursos personales que pueden ayudar a las personas a dejar de beber y mantenerse sobrias como son:

  • Terapia cognitivo-conductual (TCC): La TCC es una forma de terapia que se enfoca en identificar y cambiar los pensamientos y comportamientos problemáticos. En el contexto del alcoholismo, la TCC puede ayudar a las personas a reconocer y desafiar las creencias irracionales relacionadas con el alcohol, así como a desarrollar habilidades de afrontamiento más efectivas para resistir la tentación de beber.
  • Apoyo de amigos y familiares: El apoyo social es un factor decisivo en el proceso de recuperación del alcoholismo. El respaldo emocional de amigos y familiares puede proporcionar una red de apoyo sólida durante los momentos difíciles, así como incentivar y motivar el cambio positivo. El establecimiento de límites saludables y la comunicación abierta y honesta son componentes importantes del apoyo social en la recuperación del alcoholismo.
  • Grupos de apoyo mutuo: Los grupos de apoyo mutuo, como Alcohólicos Anónimos (AA), ofrecen un entorno de apoyo y comprensión donde las personas pueden compartir sus experiencias, fortalezas y esperanzas en relación con el alcoholismo. Estos grupos proporcionan compañeros que pueden ofrecer consejos prácticos, aliento y apoyo emocional durante el proceso de recuperación.
  • Desarrollo de habilidades de afrontamiento: Aprender a controlar el estrés, la ansiedad y otras emociones difíciles de una forma saludable es fundamental para mantener la sobriedad a largo plazo. El desarrollo de habilidades de afrontamiento, como la resolución de problemas, la relajación y la gestión del tiempo, puede ayudar a las personas a lidiar con los desencadenantes del consumo de alcohol de manera más efectiva y a evitar las recaídas.
  • Establecimiento de metas personales: Establecer metas claras y realistas relacionadas con la sobriedad y el bienestar personal puede proporcionar un sentido de propósito y dirección durante el proceso de recuperación. Las metas pueden incluir objetivos específicos relacionados con la abstinencia, la salud física y mental, las relaciones interpersonales y el crecimiento personal.

Si que es posible dejar de beber alcohol sin ayuda externa, pero la búsqueda de apoyo profesional aumenta significativamente las probabilidades de éxito en el proceso de recuperación. Es importante tratar el alcoholismo desde una perspectiva psicológica, entendiendo los factores que contribuyen a su desarrollo y explorando las estrategias de intervención que pueden facilitar la recuperación y promover la salud mental y el bienestar emocional.

Preguntas frecuentes

Sí, algunas personas pueden dejar de beber por su cuenta, pero la ayuda profesional aumenta las probabilidades de éxito y ofrece un apoyo integral durante el proceso de recuperación.

La autodisciplina tiene un papel importante, ya que implica la capacidad de resistir la tentación de beber, establecer límites personales y mantener el compromiso con la sobriedad. La práctica de la autodisciplina puede fortalecer la determinación y la capacidad de tomar decisiones saludables en el proceso de recuperación del alcoholismo.

Mentalidad emprendedora ¿Qué es?

En Centre Sukha exploramos lo desconocido y te ayudamos a superar los problemas con éxito aprendiendo de todo el proceso.

ISSN: 2938-1541

Psicóloga Esther Boada Martos

Esther Boada Martos

ISNI 0000 0005 0960 8001 | CEO at Centre Sukha | Más sobre mí

Fundadora y directora de Centre Sukha con Núm. Colegiada: 24465.

Durante su carrera profesional se ha enfocado en trabajar con diferentes problemáticas como trastornos de ansiedad, trastornos alimentarios, TDAH, bullying, problemas de conducta, traumas, problemas de autoestima etc.​ Especialidades: Psicóloga General Sanitaria · Terapeuta EMDR · Especialista en Trastornos Alimentarios y Obesidad · Especialista en TDAH (infanto-juvenil y Adultos).