Centre Sukha

Más allá de la política, una visión sobre la perspectiva emocional y psicológica. 

eurovisión

Eurovisión: un debate emocional y psicológico

La controversia en torno a la participación de Israel en el concurso Eurovisión ha desatado una ferviente discusión no solo en términos políticos, sino también en el ámbito emocional y psicológico de las personas involucradas.

 Recientemente, varios grupos y figuras prominentes han solicitado el veto de Israel en Eurovisión, citando la lucha contra los genocidios. 
En este post no hablaremos directamente de la situación política, pero sí haremos unos apuntes enfocados a una perspectiva emocional y psicológica. Las razones detrás de este llamado son profundas y complejas. Para muchos, Eurovisión representa una celebración de la diversidad, la inclusión y la música como un lenguaje universal que trasciende las fronteras. 

El impacto de eventos culturales

La participación de Israel en eventos como Eurovisión puede desencadenar un torbellino de emociones para aquellos que han sido afectados por conflictos armados, persecuciones étnicas o genocidios. La presencia de Israel en un escenario tan global como Eurovisión no solo suscita debates políticos, sino que también remueve profundamente la memoria colectiva de aquellos cuyas vidas han sido marcadas por traumas históricos.

La influencia de la memoria colectiva es fuerte, moldeando las percepciones y reacciones hacia eventos culturales y de entretenimiento. Para quienes han perdido a seres queridos o han sido testigos de atrocidades, la presencia de Israel puede ser interpretada como una ofensa a su sufrimiento, una dolorosa revisión de sus experiencias y una invalidación de sus narrativas. Esta compleja intersección entre el entretenimiento, la política y la memoria histórica subraya la necesidad de abordar estos temas con sensibilidad y empatía, reconociendo la diversidad de perspectivas y experiencias que conforman nuestra comprensión del mundo.

Por otro lado, algunos argumentan que Eurovisión debería mantenerse como un espacio neutral, separado de las tensiones políticas y los conflictos internacionales. Para ellos, la inclusión de Israel en el concurso es un símbolo de la diversidad y la tolerancia que Eurovisión pretende promover. Sin embargo, esta perspectiva puede pasar por alto el profundo impacto emocional que tienen los eventos históricos y las realidades contemporáneas en las personas que han sido afectadas por ellos.
Por lo tanto, la decisión de vetar o no a Israel de Eurovisión no solo es una cuestión política, sino también una cuestión de empatía y sensibilidad hacia las experiencias emocionales y psicológicas de quienes se ven afectados por las decisiones que se toman en el ámbito internacional. En un mundo cada vez más interconectado, donde las fronteras entre lo político, lo cultural y lo emocional se desdibujan, es crucial considerar todas las dimensiones de una situación antes de tomar una determinación final.

ISSN: 2938-1541

Psicóloga Esther Boada Martos

Esther Boada Martos

ISNI 0000 0005 0960 8001 | CEO at Centre Sukha | Más sobre mí

Fundadora y directora de Centre Sukha con Núm. Colegiada: 24465.

Durante su carrera profesional se ha enfocado en trabajar con diferentes problemáticas como trastornos de ansiedad, trastornos alimentarios, TDAH, bullying, problemas de conducta, traumas, problemas de autoestima etc.​ Especialidades: Psicóloga General Sanitaria · Terapeuta EMDR · Especialista en Trastornos Alimentarios y Obesidad · Especialista en TDAH (infanto-juvenil y Adultos).