Centre Sukha

Última actualización: 11 abril, 2024 - 06:47 pm

La adicción es una enfermedad difícil que puede afectar profundamente a las relaciones personales.

separacion

Reconociendo la Necesidad de Separación

Cuando una persona se encuentra en una relación con alguien que lucha contra la adicción, se enfrenta a una mezcla de emociones complejas y difíciles de entender. La confusión, el dolor y la frustración son sentimientos constantes que se entrelazan en este proceso. Es como caminar por un sendero lleno de obstáculos emocionales, donde el amor se enfrenta a la desesperación y la esperanza se encuentra con la desilusión.

Es necesario comprender que separarse de un adicto no es simplemente una cuestión de dejar atrás a alguien en momentos difíciles. Es una acción necesaria para proteger tu propio bienestar emocional y mental. Es reconocer que, aunque puedas sentir un profundo amor por esa persona, también tienes la responsabilidad de cuidar de ti mismo.

La adicción es una enfermedad que afecta no solo al adicto, sino también a quienes lo rodean. Vivir en una relación marcada por la adicción puede tener consecuencias devastadoras para la salud emocional, autoestima y calidad de vida en general. Puede llevar a la persona no adicta a sacrificar sus propias necesidades y deseos en un intento por mantener viva una relación que está destinada al fracaso.

Separarse de un adicto implica reconocer los propios límites y aceptar que no se puede controlar ni curar la adicción de otra persona. Es abandonar la idea de que se puede salvar a alguien que no desea ser salvado y aceptar que la propia felicidad y bienestar son igualmente importantes.

Proceso de Separación

El proceso de separarse de un ser querido con problemas de adicción es una experiencia complicada que requiere tiempo y reflexión. No es una decisión que se tome a la ligera, sino que implica una cuidadosa evaluación de la situación y de tus propias necesidades emocionales y mentales.

Es fundamental reconocer que establecer límites saludables es importante en este proceso. Esto implica identificar y comunicar claramente tus límites con respecto al comportamiento adictivo de la otra persona, y mantenerlos de manera firme y consistente. Esto puede ser difícil, especialmente cuando hay sentimientos de amor y preocupación involucrados, pero es decisivo para el propio bienestar.

También, educarse sobre la naturaleza de la adicción y cómo afecta a las relaciones puede ser útil en este proceso. Entender que la adicción es una enfermedad complicada que afecta tanto al adicto como a sus seres queridos puede ayudar a entender mejor la situación y a tomar decisiones más informadas sobre el bienestar.

Impacto Emocional

La separación de un ser querido con problemas de adicción es un proceso emocionalmente agotador que puede desencadenar una amplia gama de sentimientos intensos y contradictorios. Desde el dolor y la tristeza hasta la culpa y la ira, cada emoción puede resultar agobiante.

Es importante reconocer y aceptar la dificultad de estas emociones. Permitirte sentir y procesarlas es un paso importante hacia la cura emocional. La terapia puede dar un espacio seguro para explorar estas emociones y entender su origen, por otro lado, la escritura puede servir como una forma de expresión y liberación. El apoyo de amigos y familiares comprensivos también puede dar consuelo y fortaleza en momentos difíciles.

La tristeza puede hacernos sentir atrapados en un estado de desánimo profundo y persistente. La culpa puede llevar a cuestionar las acciones y decisiones del pasado. La ira puede manifestarse como un sentimiento de frustración e impotencia.

Es importante recordar que estas emociones son parte del proceso de duelo y sanación. No hay una forma “correcta” de sentirse en medio de la separación de un ser querido con problemas de adicción. Lo importante es permitirse sentir y procesar estas emociones de una forma saludable y constructiva.

Auto-Cuidado Durante el Proceso

Durante el proceso de separación, es fundamental priorizar tu propio bienestar emocional y mental. Esto puede implicar establecer límites claros, practicar la autocompasión y dedicar tiempo a actividades que te traigan alegría y tranquilidad.

Durante el proceso de separación, es importante dedicar tiempo y esfuerzo a cuidar el propio bienestar emocional y mental. Esto implica tomar medidas concretas para garantizar que se estén satisfaciendo las propias necesidades emocionales y cuidando de uno mismo de manera adecuada.

Establecer límites claros es una parte crucial del autocuidado. Esto significa identificar los límites personales y comunicarlos de forma clara y directa a la otra persona involucrada en la relación. Es importante defender los propios límites y no permitir que sean violados, incluso si esto puede resultar difícil o incómodo.

Practicar la autocompasión también es fundamental durante este proceso. Esto implica tratarse a uno mismo con amabilidad y comprensión, en vez de ser duro consigo mismo por los pensamientos o emociones. Reconocer que se está pasando por un momento difícil y permitirse sentir y procesar las emociones de forma saludable es necesario para el bienestar emocional.

Además, dedicar tiempo a actividades que traigan alegría y tranquilidad puede ser extremadamente beneficioso durante este momento difícil. Esto puede incluir participar en actividades que se disfruten, pasar tiempo al aire libre en la naturaleza, o simplemente dedicar tiempo a relajarse y descansar. Priorizar estas actividades puede ayudar a recargar energías y mantenerte equilibrado emocionalmente mientras se atraviesas el proceso de separación.

Control de la Culpa y el Remordimiento

Es frecuente que las personas que deciden separarse de un adicto se vean inundadas por sentimientos de culpa y remordimiento. Pueden surgir preguntas dolorosas sobre si podrían haber hecho más o si están abandonando a la persona en su momento de necesidad.

Es importante recordar que cada persona es responsable de su propia vida y bienestar. Tomar decisiones difíciles en aras de tu propia salud y felicidad no es un acto egoísta, sino una medida necesaria para preservar tu integridad emocional y mental.

Es importante reflexionar sobre las circunstancias que llevaron a la separación y reconocer que no se tiene el control sobre las acciones o decisiones de otra persona. La culpa y el remordimiento pueden ser paralizantes, pero es importante permitirse perdonarse a uno mismo y avanzar hacia adelante con compasión y autoaceptación.

Buscar Apoyo Profesional

No tenemos por qué enfrentarnos solos a la difícil tarea de separarte de un adicto. Buscar ayuda profesional puede ser una parte decisiva de el proceso de recuperación emocional y de adaptación a esta nueva situación.

Un terapeuta capacitado puede proporcionarte un espacio seguro y confidencial para explorar las emociones y pensamientos relacionados con la separación. Pueden ayudar a entender mejor las dinámicas de la relación y cómo la adicción ha afectado al bienestar emocional y mental.

Además, el profesional de la salud mental puede colaborar para desarrollar estrategias efectivas de afrontamiento. Esto puede incluir técnicas de gestión del estrés, habilidades de comunicación efectiva y formas de establecer límites saludables en las relaciones futuras.

El apoyo profesional también puede proporcionar una sensación de claridad y perspectiva en medio del caos emocional que puede surgir durante la separación. Puede ayudar a identificar las necesidades y metas personales, y a encontrar formas concretas de avanzar hacia un futuro más saludable y satisfactorio.

Preguntas Frecuentes

No, no es egoísta priorizar el propio bienestar emocional y mental. Separarse de un adicto puede ser una medida necesaria para protegerse a uno mismo y fomentar un ambiente más saludable para ambas partes.

Durante la separación, hay que prioriza el propio bienestar. Animar a la persona adicta a buscar ayuda y reflexionar, pero hay que recordar que cada uno es responsable de su proceso de recuperación.

Mentalidad emprendedora ¿Qué es?

En Centre Sukha exploramos lo desconocido y te ayudamos a superar los problemas con éxito aprendiendo de todo el proceso.

ISSN: 2938-1541

Psicóloga Esther Boada Martos

Esther Boada Martos

ISNI 0000 0005 0960 8001 | CEO at Centre Sukha | Más sobre mí

Fundadora y directora de Centre Sukha con Núm. Colegiada: 24465.

Durante su carrera profesional se ha enfocado en trabajar con diferentes problemáticas como trastornos de ansiedad, trastornos alimentarios, TDAH, bullying, problemas de conducta, traumas, problemas de autoestima etc.​ Especialidades: Psicóloga General Sanitaria · Terapeuta EMDR · Especialista en Trastornos Alimentarios y Obesidad · Especialista en TDAH (infanto-juvenil y Adultos).