Racionalización

Qué es la racionalización

La racionalización es un mecanismo de defensa psicológico que permite a las personas racionalizar sus verdaderos sentimientos o motivaciones. Es una forma de convencerse de que algo es cierto, aunque verdaderamente no lo sea. Se utiliza a menudo como una forma de evitar asumir la responsabilidad de las propias acciones. También puede utilizarse para evitar cualquier sentimiento de culpa o remordimiento.

racionalización

Ejemplos de racionalización

Ejemplo 1. Esconder miedos

Alguien que racionaliza puede convencerse a sí mismo de que no quiere realmente un ascenso en el trabajo porque sería demasiada responsabilidad, aunque la verdadera razón pueda ser que tiene miedo al fracaso.

Ejemplo 2. Justificar comportamiento poco ético o perjudicial

Alguien que racionaliza el robo puede convencerse a sí mismo de que está bien porque la persona que posee el objeto es rica y puede permitirse perderlo, aunque la verdadera razón puede ser que es simplemente codicioso.

Consecuencias de la racionalización

La racionalización es un mecanismo de defensa común que puede ser perjudicial si lleva a racionalizar los sentimientos negativos o comportamiento perjudicial. Si te encuentras racionalizando tus acciones, puede ser útil hablar con un terapeuta o consejero que pueda ayudarte a explorar las razones subyacentes de tu racionalización.

Preguntas frecuentes

¿Racionalización como mecanismo de defensa?

La racionalización es uno de los mecanismos de defensa más utilizado por el ser humano. El psicoanalista Ernest Jones en 1908 lo define como “la invención de una razón para explicar una actitud o acción cuyo motivo no se reconoce”. Este mecanismo se produce cuando intentamos aplicar la lógica racional, sea correcta o no para esconder el motivo real y justificar nuestro comportamiento.

¿Qué es la racionalización?

La racionalización es un mecanismo de defensa psicológico que permite a las personas racionalizar sus verdaderos sentimientos o motivaciones. Es una forma de convencerse de que algo es cierto, aunque no lo sea