Crónico

Que persiste durante mucho tiempo; corresponde a un estado de estancamiento en los tejidos.